sábado, 31 de octubre de 2015

EFEMERIDES CANARIAS






UNA HISTORIA RESUMIDA DE CANARIAS
PERIODO COLONIAL 1501-1600
DECADA 1571-1580

CAPITULO X-XXII



Eduardo Pedro García Rodríguez


1573 Oubre Octubre 16., viernes. San Juan de Güímar. FoI. 91 vo.

Arguenta de Franquis Luzardo, viuda de Pedro de Alarcón, moradora en San Juan de Güímar, dice que de este heredamiento le pertenece la mitad de las tierras, aguas, molinos, cañaverales, casas de aposento y otras cosas, según parece por la partición que se hizo entre ella y los herederos de Pedro de Alarcón por Cristóbal Joven y Martín de Alarcón Beltrán, que está ante Juan del Castillo, esc. púb. de esta isla. Además le pertenece de cuatro partes una, de Hernando de Alarcón, su hijo, la cual le arrendó por tiempo de nueve años según consta por la escritura que de ello le otorgó ante el presente escribano.

Porque a ella le conviene proveer de dinero, trigo, centeno, cebada, ropas de paño y de lienzo, aceite, pescado y otras cosas para esta presente zafra de este año de 1573 y la de 1574, y porque ella se halla en necesidad, le interesa que la Justicia otorgue licencia y abra información de su necesidad para que ella pueda contratar con Pedro de Soria, almojarife de esta isla, a la persona y personas que le pareciere en esta isla, a buen cristiano y temeroso de Dios que con celo de caridad le provea de la que ella tiene necesidad.

Por la presente da poder a Pedro de Soria especialmente para que por ella y como arrendadora que es de la parte de Hernando de Alarcón, pueda parecer ante la Justicia y presente el pedimento necesario para que sea proveído la declarado y pueda hacer todas las escrituras y declaraciones de la que le fuere entregado y que se dé licencia a Arguenta y que las personas que se la dieren sean preferidos y anteriores y mejores en derecho y pagados primero que otros.- Hecha en las casas y aposento de Arguenta de Franquis.- Tgos. Rodrigo de Valdés, Martín de Alarcón Beltrán y Francisco de Alarcón, vecs. y estantes. Firma: Arguenta de Franquis. Derechos, real y medio. (Miguel A. Gómez Gómez, 2000)

1573 Octubre 17., sábado. San Juan de Güímar. Fol: 93 ro.
Arguenta de Franquis Luzardo, viuda de Pedro de Alarcón, moradora en el valle e ingenio de Güímar, por esta carta da poder especial a Hernando de Alarcón, su hijo, presente, para que por ella y en su nombre pueda tomar y tome hasta en cantidad de 1,500  doblas de a 500 mrs, de moneda de Canaria, de la persona o personas que a él le pareciere, así en dineros como en trigo, cebada, centeno, ropa y otras cosas que monten lo susodicho y donde y lo que a él pareciere por los precios y mrs; por los que se conviniere  y concertare y hacer en ello las obligaciones y escrituras que se requieran y le fueran pedidas y demandadas.

También para que de lo que recibiere, hasta en cantidad de las 1,500 doblas, puede dar carta de pago y de finiquito y puede pedir a la Justicia de esta isla en nombre de la otorgante que se le conceda licencia para que las personas que le dieron las dichas 1.500
doblas o parte de ellas, se les de facultad para que primeramente y antes que otros acreedores sean preferidos y pagados, por cuanto  ella las recibió para la fabricación de los azúcares que se han de coger este presente año de 1573 y parte del de 1574. Para que a las personas que le dieren las 1.500 doblas, él le puede hipotecar todos los azúcares escumas, mataspanes, remiel, bupampa y todos los otros generos y especies de azucar que procedieren esta presente zafra y las demás venideras hasta ser contentos y pagados.- Hecha en el valle de Güímar, estando en las casas de la morada de la otorgante.- Tgos. Rodriga de Valdés, Martín de Alarcón Beltrán y  Diego de la Peña, vecs. y estantes.- Firma: Arguenta de Franquis.  Derechos, real y medio y saca tres cuartillos. (Miguel A. Gómez Gómez, 2000)


1573 Octubre, 17., sábado. Valle de Güímar. Fol. 95 ro

Pedro Báez, morador en Arafo, declara que ha sido curador de Juan Martín, presente, hijo de Juan Martín, difunto y de su mujer; María Báez, vecina de Arafo, hermana del otorgante, la cual dicha curaduría pasó ante Juan de Castillo, esc. púb. puede haber 11 años, y él ha usado de la administración de los bienes del dicho Juan Martín hasta hoy Juan Martín al presente estás casado con Francisca Vizcaina, hija de Francisco Rodríguez y de Luisa Delgada, vecinos de La Orotava, por lo cual está emancipado y han hecho y fenecido cuentas entre ellos de todo el tiempo que el otorgante ha tenido en
cargo del dicho oficio de curador y de lo que han rentado los bienes del dicho Juan Martín hasta el día de hoy, de resto el otorgante le queda debiendo 60 doblas que de principal le debe Rodrigo Hernández, canario, morador en Güímar, junto con otros consortes, y la escritura de tributo que sobre ello se otorgó, que fue tributo redimible, pasa ante Juan del Castillo. esc. púb. y ahora al presente se paga conforme a la nueva pragmática y demás de esto lo que el otorgante le debe y Juan Martín le alcanza, va declarado en otra escritura de finiquito que Juan Martín le da y otorga este día ante el presente escribano.

Por la presente da poder especial en causa propia irrevocable al dicho Juan Martín, presente, para cobrar de Rodrigo Hernández y consortes, el dicho tributo. Todo lo que de hoy en adelante corriere del dicho tributo el dicho Juan Martín le puede redimir conforme a una cláusula del dicho tributo, por cuanto el otorgante confiesa y declara que las 60 doblas son de Juan Martín y lo que corriere de aquí adelante y puede dar cartas de pago de lo que recibiere. Le cede y traspasa todos los derechos que él tiene contra el dicho Rodrigo Hernández y consortes y el dicho Juan Martín acepta lo contenido en la carta.- Tgos. Simón Hernández, Sebastián González y Antonio Díaz, vecs. y estantes. Firman: Juan Martín -Por no saber, Bastián González. Derechos, real y medio. (Miguel A. Gómez Gómez, 2000)

1573 Octubre 17., sábado. Valle de Güímar. Fol. 97 ro

Pero Báez, morador en Arafo, dice que debe a Sebastián González, purgador, morador en Arafo, presente, 222 reales nuevos por cuatro varas de paño frisado a 28 reales nuevos la vara y por diez botijas de miel de abejas a ducado la botija, que montan los dichos 222 reales, apagar en esta isla por el día de San Juan de junio de 1574.- Hecha en el valle de Güímar.- Tgos. Simón Hernández,  Antonio Díaz, zapatero y Juan Martín, moradores en Arafo. Firma: por no saber escribir el otorgante, Juan Martín. Derechos, un real. (Miguel A. Gómez Gómez, 2000)


1573 Octubre 17., sábado -Valle de Güímar. Fol. 98 vo.

Juan Marrín, morador en el pueblo del Orotava, hijo de Juan Martín, difunto, vecino que fue de Arafo y de María Báez, su mujer, dice que Pero Báez, su tío, ha sido curador de sus bienes puede haber 11 años y durante este tiempo ha regido y administrado sus bienes, y porque Juan Martín es desposado por palabra de presente con Francisca Vizcaina, hija de Francisco Rodríguez y de Luisa Delgada, su mujer, vecinos del lugar del Orotava y es emancipado.

Del tiempo que ha sido curador y de lo que han rentado sus bienes hasta el día de hoy han hecho y fenecido cuenta buena, liquida, leal y verdadera sin fraude ni dolo alguno y Juan Martín ha alcanzado a su tío, fuera de lo que le pertenece de patrimonio, en 160 doblas de a 500 mrs. cada una de moneda de Canaria, las cuales Pero Báez le ha dado y pagado, las 60 en un tributo de principal que paga Rodrigo Hernández, canario, vecino del valle de. Güímar y consortes, y hoy ante el presente escribano le ha dado poder en causa propia para que Juan Martín las pueda cobrar del dicho Rodrigo Hernández y consortes, de las 100 restantes le ha dado y pagado 6 doblas en un poder de Melchor Páez, alcalde en el término de Candelaria, con el cual se contenta de las dichas 6 doblas, y las otras 94 restantes las ha de recibido de su tío realmente y con efecto y le da por libre y quito de las dichas 160 doblas. Juan Martín declara que tiene 25 años.- Hecha en el valle y heredamiento de Güímar.- Tgos. Simón Hernández, Antonio Díaz, zapatero y Alonso Rodtíguez, vecs. y estantes. Firma: Juan Martín. Derechos, un real. (Miguel A. Gómez Gómez, 2000)

1573 Octubre 30., viernes, San Juan de Güímar. Fol. 100 ro.

Arguenta de Franquis, viuda! moradora en el valle y heredamiento de Güimar y Luís Horosco de Santa Cruz, dicen que por cuanto entre ellos dos hicieron cierta escritura y fenecimiento de cuenta por el mes de junio próximo pasado del presente año de 1573 ante Juan del Castillo, esc. púb., por la cual Arguenta quedó debiendo a Luís, su yerno, del resto de la dote que le prometió cuando casó con doña Leonor, hija de Arguenta, como de otras cuentas, que entre los dos han montado 730 y tantos mil mrs., la mitad de los cuales ha de pagar por el mes de junio de 1574 y la otra mitad por el mes de junio del año siguiente de 1575.

Acordaron que Luís Horosco tomase en cuenta de los dichos 730 y tantos mil mrs. que ella le ha de pagar, la parte de agua y tierras que a ella le cupo en el Mocanal y agua de Badajoz, con lo a ello anexo y dependiente, por el precio que dijesen dos personas, una nombrada por parte de Luís Horosco y la otra, por parte de Arguenta. En caso de discordia se nombrase un tercero y lo que así dijesen las dichas personas y tercero que valían, tanto menos sea ella obligada a pagarle de los dichos 730 mil y tantos mrs. y el dicho Luís seda obligado a lo tomar en el dicho precio y desfalcarlo de la dicha deuda, como todo lo susodicho más largamente parece por la escritura a que se refiere y porque ahora ambos son convenidos a precio y valor que vale la dicha agua y tierras que ala dicha Arguenta pertenecen en el Mocanal y Badajoz, y no hay necesidad de los terceros que se habían de nombrar para dicho aprecio y se han concertado por cuanto a Arguenta le pertenece la mitad de las dichas tierras y aguas de Badajoz conforme ala partición  división que hicieron Cristóbal Joven y Martín de Alarcon Beltrani que pasa ante Juan del Castillo, esc. pub. Lindan las dichas tierras y agua de Arguenta, por la parte de arriba con el risco del agua de Badajoz y por un lado el lomo y la ladera de Agache, y por abajo la mar, y por el otro lado el barranco de Guaza derecho a la cueva donde vivía Marrero, que es en el dicho Mocanal. El valor de las dichas tierras y aguas es de 500 doblas de 500 mrs. de moneda de Canaria, las cuales Arguenta da a Luís Horosco libres de censo, tributo ni hipoteca alguna. Luís acepta y ambos dan por ninguna la escritura que otorgaron"ante Juan del Castillo, en cuanto al nombramiento de las personas y tercero que habrán de apreciar las dichas tierras y aguas por cuanto son convenidos en precio de las 500 doblas, dejando la escritura en lo demás en su fuerza y vigor.- Hecha en las casas de la morada de Arguenta de Franquis.- Tgos. el padre Diego Núñez, clérigo presbítero, Martín de Alarcón Beltrán y Pedro González, herrero, vecs. y estantes. Firman: Arguenta de Franquis -Luís Horosco de Santa Cruz. Derechos, dos reales, se dieron dos copias, ochenta y cuatro mrs. (Miguel A. Gómez Gómez, 2000)

1573 Noviembre 2., lunes. San Juan de Güímar. Fol. 102 vo.

Francisco de Alarcón, morador en el valle de Güímar, vende a Guillén Peraza de Ayala, presente, vecino de la ciudad de Sevilla, morador en la villa de Robayna, a 4 leguas de la ciudad de Sevilla, en la encomienda del señor San Juan de Rodas, una sierva y esclava suya llamada Francisca de unos treinta y ocho años de buenas costumbres y sana de sus miembros, excepto que tiene en la pierna derecha una llaga y se cura de ello, la cual tiene buena vista de sus ojos y se toma por no huidora. La esclava la vende por sana de todos sus miembros y sin enfermedad encubierta y descubierta. El precio es de 90 doblas de a 500 mrs. de moneda de Canaria, y se la vende libre y horra de derechos de almojarifazgo y otros algunos si los hay, las cuales 90 doblas declara haber recibido.- Tgos. Martín de Alarcón Beltrán, Angel Escoto de Valdés y Mateos Hernández, vecs. y estantes. Firma: Francisco de Alarcón. Derechos, real y medio. (Miguel A. Gómez Gómez, 2000)

1573 Noviembre 8.,  domingo. San Juan de Güímar. Fol. 105 ro

Alvaro Díaz, residente en Tenerife, en el valle y heredamiento de Güímar, hijo de Francisco Díaz y de su mujer, Menda Álvarez, difunta y su padre vive en la isla de la Madera, en Portugal, en el término de la Caleta, hacienda y heredamiento del Farrobo.

Declara que se ha emancipado y no está debajo de la patria potestad de su padre. Dice que por fallecimiento de su madre heredó como uno de los seis herederos que de ella quedaron, cierta parte de tierras y viñas que es donde dicen el Farrobo. La dicha hacienda está por dividir y linda con tierras y viñas de Francisco Álvarez, su tío, hermano de su madre, con tierras de los herederos de Gonzalo Hernández de Andrada
y con tierras y viñas de los herederos de Finealo Afonso Magro, los cuales dichos bienes, que heredó de su madre, los tiene aceptado con beneficio de inventario y la parte que a él pertenece está apreciada en 8.000 reales de moneda de Portugal.

Por la presente vende a su hermano, Manuel Díaz, morador en el valle de Güímar, la parte de tierras y viñas que él heredó por fallecimiento de su madre en la isla de la Madera, por precio de 8.000 reales de la moneda de Portugal que declara haber recibido.

Alvaro, declara tener más de 22 años y menos de 25.- Tgos. Rodrigo de Valdés, Angel Escoto, hijo de Rodrigo de Valdés y Diego de la Peña, vecs. y estantes. Firma: Por no saber el otorgante, Rodrigo de Valdés. Derechos, dos reales. (Miguel A. Gómez Gómez, 2000)

1573 Noviembre 20., viernes. Güímar. Fol. 109 ro
Por la presente, Luís Horosco de Santa Cruz, vende a su hermana doña Esperanza Cervellón de Santa Cruz, mujer que fue de Diego de Mendoza, los bienes raíces y casas de reses y ganados que se contienen y declaran y por los precios contenidos en cada una
de las partidas siguientes:

Un hato de ganado que está en Tijuya, en la Palma con su casas, granero y tanque, todo lo cual él lo compró de Juan Leal y de Francisca Camacho, su mujer, vecinos de la Palma, y la escritura de venta se le otorgaron en 24 de febrero de 1561. Aunque por ella
parece que le fue vendido para él y para sus hermanos, hijos y herederos del Ldo. Juan de Santa Cruz y de doña Juana Luisa de Cervellón, sus padres, difuntos, después en la partición de bienes que él y sus hermanos hicieron y que está presentada ante Bartolomé Morel, esc. púb. de la Palma, a Luís Horosco le dieron y adjudicaron por sus bienes lo que en esta partida se contiene, 1o cual le vende a su hermana por el precio de  15 .000 mrs. de moneda de Canaria, que es el precio en que se da aprecio y fue dado por la partición de todos los bienes que en esta partida están declarados.

Asimismo le vende otro cercado de tierras que está en el término de Tijuya, en la Palma, junto al cercado que fue de Hernán Pérez,  que tendrá trece fanegas de tierra poco más o menos y que Luís compró de Juan Leal y éste le vendió por otra escritura que de ello  otorgó ante Luís Méndez, esc. púb., por precio de 42.000 mrs., en la cual dicha cantidad lo vende a su hermana, 128 cabras que él tiene en la Palma de la marca y seña que ha tenido en costumbre de hacer por doce reales nuevos cada una que montan 73.728 mrs. de moneda de Canaria, tres reses cabrunas que sirven de padres para las dichas cabras aprecio de 20 reales nuevos cada uno, que  montan 2.880 mrs. de la moneda de Canaria, otra res cabruna macho, castrado, que sirve de guía de las dichas cabras por 16 reales que valen 768mrs. de dicha moneda, noventa y tres cabras cada una a cinco reales que montan 22.320 mrs. de la dicha moneda, ciento nueve ovejas que en la Palma tiene marcada de la dicha marca y señal por precio cada una de doce reales, que todas montan
80.784 mrs. de la moneda de Canaria, tres carneros que sirven de padres para las ovejas, cada uno a 20 reales que montan 2.880 mrs. de la moneda de Canaria, seis borregos que está en la Caldera de la Palma, cada uno a ocho reales que montan 2.304 mrs. de la dicha moneda, treinta y cinco borregos cada uno a precio de seis reales y medio que montan 10.020 mrs. de la dicha moneda, otras siete borregas vernisas a cuatro reales y medio, que montan 1.512 mrs. de dicha moneda, doce cabezas de puercos todos en 6.000 mrs. de la moneda de Canaria, 20 colmenas castradas, donde se entienden que han de estar las abejas de ellas vivas y bien acondicionadas, en 5.280 mrs. de la moneda de Canaria.

Declara haber recibido el monto de todo que son 200.000 mrs. en una letra y cédula de cambio que Benito Cortés de Estupiñan, cuñado de ellos, vecino de la Palma, le dio y libró sobre Pedro del Castillo, para la ciudad de Cádiz, que se pague a quien por las dichas cédulas parece y el resto se las pagaron en dineros en contado, y se da por contento quedando que la cédula dada por Benito Cortés de Estupiñan le ha de ser pagada.- Otorgada en Güímar, en las casas y aposentos de Luís Horosco de Santa Cruz.;. Tgos. Rodrigo de Valdés, Angel Escoto, hijo de Rodrigo de Valdés y Alonso Pérez, vecs. y estantes. Firma: Luís Horosco de Santa Cruz. Derechos, dos reales. (Miguel A. Gómez Gómez, 2000)

1573 Diciembre 18., viernes. Güímar. Fol. 111 vo.

Inés de Betancor, viuda, mujer que fue de Diego de la Peña, vecino de Lanzarote, residente al presente en el valle de Güímar, dice que puede haber un año o más que para ajuiciar dio poder a Esteban Ruíz, procurador de causas, ante Francisco de Mesa, esc. púb. Por la presente revoca el poder para que desde hoy no use del mismo.- Otorgada en el valle de Güímar, en las casas de Francisco de Alarcón.- Tgos. Pedro de las Nieves, Alonso Rodríguez de Güímar y Francisco Báez, vecs. y estantes. Firma: Por no saber, Alonso Rodríguez. Derechos, un real. (Miguel A. Gómez Gómez, 2000)

1573  Diciembre18., viernes. Güímar. Fol. 112 ro.

Inés de Betancor, viuda de Diego de la Peña, residente en el valle y heredamiento de Güímar, por la presente da poder general, libre, completo, lleno y bastante a Francisco Riquel, procurador de causas, vecino, ausente, para resolver los pleitos que tiene y espera tener ante los regentes y oidores que residen en Gran Canaria.- Otorgada en el valle y heredamiento de Güímar.- Tgos. Alonso Rodríguez, Pedro de las Nieves y Francisco Báez, vecs. y estantes. Firma: Por no saber, Alonso Rodríguez. Derechos, un real. (Miguel A. Gómez Gómez, 2000)

1573 Diciembre 22., martes. Güímar. Fol. 113 vo.

Miguel Hernández, natural de Tenerife y su mujer, Isabel González, moradores en pueblo de Ntra. Sra. de Candelaria, ella con licencia de su marido, por esta carta dicen que venden a Antonio Rodríguez, presente, morador en Sta. María de Candelaria, un pedazo de tierra que tiene dos fanegas en sembradura de puño, limpia de cardones y monte, que la siembra desde hace tres o cuatro años el dicho Antonio Rodríguez. La tierra es debajo de Chicora en el término de Candelaria, lindante con tierras de Juan González, vecino de esta isla y con los herederos de Juana Pérez, difunta, mujer que fue de Pedro González, hermana del dicho Miguel Hernández, por otra parte con tierras de los vendedores y por otro lado Con un lomo de aguas vertientes y una hoya de los dichos vendedores, por manera que el lomo está por medio y por la parte de arriba y abajo Con tierras de los vendedores. Se lo venden libre de censo y tributo, ni hipoteca alguna, por precio de 30 doblas de oro de a 500 mrs. de moneda de Canaria, que declaran haber recibido. Otorgada en el valle y heredamiento de Güímar.- Tgos. Afonso Rodríguez de Güímar, Pedro González, acequiero y Antonio González, carpintero, vecs. y estantes. Firma: Por no saber, Alonso Rodríguez. Derechos, dos reales. (Miguel A. Gómez Gómez, 2000)

1573 noviembre 29.

VENTA DE UNA CASA TERRERA EN EL PUEBLO DEL INGENIO EN EL CAMINO QUE SALE DE LAS CASAS DE BARTOLOMÉ DE TOVILLEJA  Y LINDANTE POR LA ESPALDA CON EL CERCADO DE LOS HEREDEROS DEL BACHILLER FULLANA.
Ingenio  de Agüimes. 
 “Juan Álvarez otorga carta de deudo a favor de Artetiles por los 71 rls., obligándose a pagarlos por el día de San Juan de 1574. El mismo día, Juan Hernández vende a Artetiles, en precio de 6 dbs., la mitad de una casa terrera, con el solar que le pertenece, que le toca de la parte de la herencia  de su padre, siendo la otra mitad la que toca a su hermano; la casa está en el pueblo del Ingenio, y linda por la parte de arriba con otra casa que también  fue de su padre, que cupo a la parte de la madre del otorgante  y ésta la vendió a Artetiles, por  las espaldas el cercado  de  los herederos  del Br. Fullana, por delante  el camino que sale de las casas de Bartolomé de Tovilleja, y por la parte de abajo con solar de Sancho Martín y Francisco Martín.”  (Rafael Sánchez Valerón y Felipe Enrique  Martín Santiago. Génesis y desarrollo de Ingenio durante el siglo XVI)














viernes, 30 de octubre de 2015

“El mito de Gara y Jonay ha sobrevivido porque da nombre a un lugar sagrado”




La joven grancanaria que escribe una tesis sobre la leyenda gomera ofrece durante estos días charlas en dos centros educativos organizadas por la Consejería Insular de Juventud
Gara Domínguez Curbelo es una joven de Gran Canaria cuya única vinculación con La Gomera hasta ahora ha sido su nombre. Tal vez ésta sea la razón por la que ha elegido hacer una tesis sobre la leyenda de Gara y Jonay.

 Durante estos días visita por primera vez La Gomera y ofrece una serie de charlas para los estudiantes organizadas por la Consejería de Juventud del Cabildo, en las que explica los orígenes de la leyenda. Pero a la vez también le sirven para recopilar información sobre el estudio universitario que realiza entorno a este mito. La profesora imparte las conferencias hoy martes en el colegio Mario Lehermet de Hermigua y mañana en el Instituto Poeta García Cabrera de Vallehermoso
La joven considera que si la leyenda ha sobrevivido durante siglos en la memoria de los gomeros y canarios ha sido precisamente porque da nombre a un lugar sagrado desde la época aborigen como son los Altos de Garajonay. Antes de las conferencias realiza una encuesta entre los alumnos para saber cuál es el nivel de conocimiento que tienen sobre esta leyenda y si la han leído o se la han contado.
En estas charlas la estudiosa analiza la narración de La Gomera en comparación con otras tres de España como son los amantes de Teruel, la Peña de los Enamorados en Málaga y la Isla de Ízaro en el País Vasco. También la relaciona con la historia de la Roma clásica, protagonizada por Piramo y Tisbe, en la que precisamente se basó Shakespeare para escribir la obra, Romeo y Julieta y la de Nicaragua, Omatepelt y Nagrando.
Estos estudios determinan que efectivamente la historia de Gara y Jonay es universal y se puede encontrar con las lógicas diferencias en casi todos los lugares del mundo. Con lo cual pasa de ser una simple narración a convertirse en todo un arquetipo universal: el de los jóvenes enamorados en contra de la voluntad de sus familias y que al ver que su amor es imposible deciden poner fin a sus vidas. Y es en la forma de morir donde aparecen mayor número de variantes. Las particularidades de la leyenda de Gara y Jonay son precisamente la ambientación en el mundo aborigen hasta el punto de que en algunas versiones se incluye el lenguaje del silbo.
Domínguez Curbelo cursó sus estudios universitarios de Filología hispánica en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). A continuación realizó en el mismo centro educativo un máster universitario en Formación de Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas. El trabajo de fin de máster lo centró en la enseñanza-aprendizaje de la norma canaria culta en el aula.
Esta joven actualmente imparte clases de lengua y literatura en una Academia de Las Palmas de Gran Canaria y realiza su tesis doctoral en el programa de doctorado en estudios lingüísticos y literarios en sus contextos socioculturales. Su tesis se inserta en el programa en la línea de investigación La influencia sociocultural de la tradición y se centra en el estudio de la leyenda de Gara y Jonay desde una perspectiva comparativa con otras culturas.
(Gara Domínguez Curbelo)

La visita de George Glas a La Gomera (Siglo XVIII)





George Glas fue un médico y marino inglés que a finales del siglo XVIII quiso establecer una factoría en el puerto de Mar Pequeña, en las costas occidentales de África, con el propósito de intercambiar productos ingleses y europeos por los de la zona. Intentando comerciar también en Canarias, se desplaza en una lancha desde la costa africana a Lanzarote, pero siendo detenido el 29 de noviembre de 1764 le decomisan la mercancía, le encarcelan e incomunican en el Castillo de la isla. Permaneció encerrado durante todo un año hasta que fue liberado, gracias a la intervención de su país. Ya de regreso a Inglaterra, unos piratas se adueñan del barco, matan a la tripulación y a Glas, y arrojan al mar a su mujer e hija, que también viajaban con él en la nave.

Ese mismo año, antes de los hechos mencionados, George Glas había publicado una obra sobre las Islas Canarias titulada “A Description of the Canary Islands”, editada por R. and J. Dodsley, en Pall-mall, y por T. Drham, en Londres.
La Villa, 1776La Villa, 1776
“La Gomera se encuentra al suroeste de Punta de Teno, en Tenerife, a 6 leguas de distancia. La localidad principal está situada cerca de la orilla del mar, en el fondo de una bahía, que está refugiada de todos los vientos, salvo de los sureste. Aquí usted puede llegar con su barco a una distancia conveniente desde la orilla, de cinco a quince  brazas, pero como la tierra, el viento sopla con frecuencia, así que es un necesario  amarrar bien el barco, de otra forma se estará en peligro de ser sacado de la bahía. El mar está, en general en calma, los barcos pueden desembarcar en la playa sin peligro. En la parte norte de la bahía hay una cala, donde los barcos de cualquier tipo pueden transportar sus mercancías cerca de la orilla  (un alto acantilado perpendicular), y también para limpiar o reparar. Cuando los barcos no pueden atracar en la playa, a causa del oleaje, pueden hacerlo en esta cala, que se accede por  un camino, a lo largo de un acantilado, hasta la ciudad, pero es estrecho para  dos personas: cerca del final de este camino hay una puerta, que siempre está cerrada después del atardecer o por la noche, entonces, ningún  hombre puede pasar por ese camino.
Muy cerca de la playa comienza la principal calle de la ciudad, y desde allí se dirige al interior La ciudad que se llama La Villa de Palmas, es decir, la Ciudad de las Palmas, por el número de palmeras que crecen allí. Tiene una iglesia y el convento de frailes, con cerca de ciento cincuenta casas privadas, la mayoría de las cuales son sin embargo de tipo medio o pequeñas. Esto se suple con la buena agua que disponen;  los habitantes la extraen de los pozos por toda la ciudad. En el invierno, un arroyo grande, de las montañas, desemboca en el puerto. En la zona sur de la desembocadura de este arroyo hay  una torre redonda, que fue construida por Don Miguel Peraza, el primer Conde de la Gomera, y en la parte superior del acantilado perpendicular, en el norte de la buena cala, hay una ermita, y una batería de unas pocas piezas de artillería de cañón para defender el puerto. Como he perdido los diarios de viaje, no puedo dar detalles para localizar este excelente puerto, pero sí puedo decir que es el mejor que recuerdo, la tierra que forma el punto norte de la bahía es el punto más al sur de la zona oriental  de La Gomera que se puede ser hallar  desde Punta de Teno, en Tenerife. Esa tierra, cuando uno está al norte de la misma, a alrededor de una legua, tiene una gran semejanza a Ram-Head cerca de Plymouth (Inglaterra).Cuando uno se dirige a esta bahía es necesario ir a este punto, puesto que el viento de tierra es demasiado común, por esta razón es mejor que se venga con la brisa del mar, que por lo general comienza a soplar sobre el mediodía. El mejor lugar para un barco se encuentra aquí, donde se puede tener una vista completa a lo largo de la calle principal de la ciudad, y de toda la playa: es necesario eso sí amarrar el barco lo mejor posible, por los remolinos de vientos que se forman en la bahía.
La Gomera, aunque no tan poblada como La Palma, es una isla considerable, con muchos riachuelos de sus escarpadas montañas y el agua de los valles estrechos, en resumen, en todas las zonas el agua pueden ser  encontrada si se excava en sus tierras a unos cinco o seis pies de profundidad. Entre las fuentes que abundan aquí, los siguientes son las más preferidas, a saber: Chemele, Tegoay, y la Fuente del Conde.  Ningún pino crece aquí, pero muchos otros tipos de árboles, particularmente mocanes, barbusanos, sabinas, adernos, viñátigos, palmeras, con un gran número de unos árboles que producen gran cantidad de goma, de ahí el nombre de la isla.
Los productos de esta isla son de mucho más fama que los de Tenerife, Canaria o Palma. Los nativos por lo general tienen suficiente maíz para su subsistencia, y la importaciones es escasa. En este aspecto La Gomera se parece a  Canaria [Gran Canaria].teniendo casi todo lo necesario, y por lo tanto vive sin la  necesidad de depender del exterior: tiene suficiente millo, vino, frutas, miel, ganado y aves  en gran abundancia, se podría estimular en La Gomera para desarrollar la industria, los nativos podrían  manufacturar suficiente lana y materias primas: piedras, cal, maderas, y cualquier otro material apto para la construcción, excepto el hierro.
El vino de La Gomera, en general, es débil, pobre, e intenso, por lo tanto no apto para exportación, su color es parecido al agua  y débil como una cerveza pobre. Yo mismo compré unas docenas de botellas de vino para llevar a Londres, donde las mostré a la gente como curiosidad; pero a ellos no les gustó el vino porque al inglés no le grada el vino débil, sus sabores y gustos son siempre muy delicados. Los comerciantes de vino en Francia, España, Portugal, y otros lugares, conocen esto que he comentado, tenga cuidado en  mezclar el brandy, incluso con los vinos más extraños que llegan a  Inglaterra.
Además de los animales comunes del resto de las islas, aquí hay un montón de ciervos, que fueron traídos originalmente desde Berbería. Más mulas se crían en La Gomera que en cualquiera de las otras islas pero yo no recuerdo haber visto los camellos aquí. Ni culebras ni serpientes existen en Canarias, excepto en La Gomera [Lisas gomeras], pero no tenga ninguna razón de creer,  por cualquier cosa que pudiera aprender, que son venenosas o puedan hacer daño”.
George Glas, Historia del descubrimiento y Conquista de las Islas Canarias. 1767.
Publicado en: https://www.facebook.com/notes/451567638200358/

Sintesis del motín gomero de 1690



Frente a las múltiples citas y relatos con que han sido atendidos otros conflictos, el producido en La Gomera en 1690 apenas si ha sido mencionado en nuestra historiografía. El primero en aludir acerca del mismo, con un pequeño error en la data, es Viera y Clavijo, quien ape­nas en dos líneas nombra de pasada la existencia de una sublevación aludiendo a la generosidad indulgente de don Juan Bautista de Herrera para con sus infieles vasallos, en la linea de una apasionada defensa del régimen señorial y de los panegíricos que el historiador ilustrado gene­ralmente dispensa a la Casa condal en su obra’.

 Más explícito, e igual­mente paladín de la causa señorial, es Darías y Padrón, que en su tra­bajo acerca de los Herrera describe en unas pocas líneas el motín, a pesar de que en su fondo inédito de manuscritos y apuntes mecanogra­fiados —en ocasiones con errores de transcripción— demuestra que conocía prácticamente toda la documentación disponible sobre el suceso.
Curiosamente, se silencia el motín en la “sucinta cronología” que la reedición “actualizada” de la historia de Millares Torres dedica a los conflictos sociales canarios”.
La documentación utilizada por nosotros arranca del 27 de octubre de 1690, cuando el conde don Juan Bautista de Herrera, tras haberse enterado del intento de asesinato preparado en la noche del 15 de ese mes en el valle de Hermigua contra el alcalde mayor de la isla —el alfé­rez Sebastián Pérez Montañés— por parte de un grupo de hombres enmascarados, decide iniciar causa de proceso para averiguar la iden­tidad de los amotinados y de sus cómplices en La Gomera y Tenerife, procediendo a la toma de declaraciones a protagonistas, sospechosos y personas citadas en las deposiciones de testigos, con la presencia ini­cial del propio alférez y del ayudante Lucas Fernández Martel, escri­bano público y del Cabildo, y notario del Santo Oficio y público del Obispado.
El conde se halló presente en las diligencias e interrogatorios de los primeros días, tomando parte activa y adoptando decisiones acerca del desarrollo del proceso. La información se limita íntegramente a las citadas actuaciones judiciales, que se dilatan durante tres años, no sólo por la demora habitual en la sentencia por parte de la Real Audiencia de Canarias, a donde se remiten los autos, sino —como se observará más adelante— por las nuevas pruebas, procedentes de decla­raciones tardías y arrepentidas en algún caso, con diferentes datos que implican a personajes que hasta ese momento habían salido con buen pie de las testificaciones, y como resultado se realizan diligencias incluso después de una primera sentencia de febrero de 1693.
El móvil de los revoltosos y causa única aparente de la acción era lograr la renuncia a su oficio por Pérez Montañés, quien con anterio­ridad había recibido advertencias en esa dirección, haciéndole llegar un amenazador papel sin firma, hasta obtener coactivamente los amotina­dos mediante una acción de fuerza su propósito la dimisión del alcalde ante escribano. Pero el movimiento no se detiene en esa iniciativa, pues la actividad del depuesto gobernador y de los colaboradores señoriales en la capital de la isla amenazaban con hacer abortar a posteríorí sus objetivos. (Extraído de Historia el Motín gomero de 1690. José Miguel Rodríguez Yanes)

La Princesa Ico




Transcurría el siglo XIV. Una tormenta hizo embarrancar al navío del español Martín Ruiz de Avendaño en la costa de Lanzarote. El marino tuvo la suerte de que Zonzamas, el gran rey, le diera la bienvenida. Permaneció en la isla durante seis meses, disfrutando de la hospitalidad de los aborígenes. Pero también hubo otra razón para quedarse tanto tiempo allí. Fayna, la sublime esposa de Zonzamas, había conquistado su corazón.


Después, Martín Ruiz de Avendaño salió de nuevo a la mar. Nunca más se supo de él pero, a los cuatro meses de su partida, Fayna dio a luz una niña. Se le puso de nombre Ico y pronto se vio que era una princesita rubia y de piel blanca, lo cual alimentó los rumores entre los lanzaroteño. Ciertamente, no les había pasado desapercibido el romance entre el forastero y Fayna.

Cuando Zonzamas murió, le sucedió su hijo Tinguafaya. Sin embargo, no ejerció el poder durante mucho tiempo, porque a poco de ser nombrado rey, unos piratas españoles lo raptaron, junto con su esposa y otros setenta aborígenes que fueron vendidos como esclavos.

Después del corto reinado de Tiguafaya, le siguió en el poder Guanareme, otro hijo de Zonzamas. El nuevo rey se casó con su hermana Ico. En aquellos tiempos, esta costumbre resulta común entre los aborígenes de varias hijas del archipiélago. No obstante, tampoco a este monarca le esperaba un reinado muy largo. Perdió su vida luchando contra unos piratas que visitaron Lanzarote en busca de esclavos.

Guanareme tenía un hijo, Guadarfía, al que ahora le tocaba reinar. Pero Atchen, un pariente cercano, también reclamaba el trono. Éste administraba una dilatada región de Lanzarote y tenía tantas relaciones importantes como poder entre los guerreros. Además, Atchen sostenía que Ico no era hija de Zonzamas, sino fruto de la relación de la reina con aquel extranjero. Por tanto, su hijo Guadarfía tampoco descendía directamente de Zonzamas y no le correspondía subir al trono de madera legítima.

El consejo o tagoror de ancianos se reunió y, como suelen hacer los sabios para salvar sus espaldas cuando no saben qué decisión tomar, dejaron la resolución del problema en manos de la suerte o de sus divinidades. El consejo decidió, pues, que Ico debía someterse a una prueba sobrenatural, para comprobar su ascendencia real.

El día fijado para la prueba llegó. Llevaron a Ico y a sus tres damas de compañía a una cueva. Cientos de lanzaroteños acudieron a contemplar el macabro espectáculo. Cuando la reina estuvo en la entrada de la gruta, miró al gentío y pudo distinguir algunos rostros queridos, cubiertos de lágrimas, como el de su hijo Guadarfía. Solo su vieja matrona se atrevió a contravenir las normas y acercarse a ella para abrazarla. Un anciano hizo una seña y un par de hombres apartaron suavemente a la vieja para que el acto continuara. Aparentemente fuerte y segura de si misma, Ico entro en la cueva, seguida de sus compañeras. Delante de la gruta, se amontonaban ramas verdes. Las cuatro mujeres penetraron en aquel agujero y un guerrero encendió una hoguera sobre la que fue depositando el ramaje verde. Se produjo una gran humareda. Con hojas de palmera, dos hombres abanicaban el humo hacia el interior de la cueva.

Las mujeres encerradas comenzaron a sentir que les picaban los ojos y la garganta. Por fuera, el pueblo esperaba con expectación el resultado de la prueba: si Ico no muriera asfixiada, sería la demostración de que la sangre que fluía por sus venas era sangre real. Después de poco tiempo, se oyeron los gritos de las mujeres. Luego, una tos ahogada. Al final, los sonidos que provenían de la cueva se debilitaron y se extinguieron. Sin embargo, todavía la hoguera continuó encendida y los verdugos siguieron enviando humo hacia el interior.

Mucho rato más tarde, apagaron el fuego y los ancianos del consejo penetraron en la gruta. Delante de ellos, en el suelo, se encontraban tumbados los cuerpos sin vida de las tres compañeras de Ico. Su postura era retorcida y sus ojos continuaban muy abiertos por el terror y la agonía. Más adentro, apoyada en la pared de la cueva, se hallaba Ico, ennegrecida por el humo. Sus ojos eran dos ascuas que miraban a los viejos. Sin pronunciar una palabra, dio algunos pasos tambaleantes. Rechazó cualquier ayuda y, lentamente, salió de la cueva con la cabeza levantada, parpadeando. Atardecía y la luz de la puesta de sol bañó su figura renegrida. Se acercó a su hijo Guadarfía, el nuevo rey de la Isla, y lo abrazó. La multitud, reunida delante de la cueva, estaba delirante de júbilo ante el prodigio que acababa de realizarse ante sus propios ojos.


Como suele suceder en las historias mágicas, sólo unas pocas personas se enteraron de qué manera se había realizado aquel milagro. El resto, nunca supo cuál fue la verdadera razón por la que una de las viejas curanderas se había abierto paso hasta la princesa, a través de los asistentes a la prueba. Esa anciana mujer había ejercido durante muchos años como matrona. Ya cuando Ico nació ella había prestado sus manos sabias y hábiles para que la niña llegara sana a este mundo. Después, ayudó a Ico a tener a su hijo Guadarfía y curó a éste de no pocas heridas en sus correrías de niño y de adolescente. Para muchos aborígenes, la anciana no era sólo matrona sino también una inteligente curandera.

A nadie extrañó que la vieja abrazara a Ico, pero lo que ninguno de los presentes observó fue cómo, subrepticiamente, la matrona le entregaba una esponja marina, mojada en agua, y le rogaba que se la pusiera en la boca para respirar a través de ella cuando comenzara a entrar el humo.

Así, Ico pudo salvar su vida y el trono de su hijo.

Ritos y creencias de los antiguos canarios




Contaban su año llamado Acano  por las lunaciones de veinte y nueve soles desde el día que aparecía nueva empezaban por el estío, cuando el sol entra en Cancer a veinte y uno de junio en adelante la primera conjunción, y por nueve días continuos hacían grandes bailes y convites, y casamientos habiendo cogido sus sementeras hacían rayas en tablas, pared o piedras; llamaban tara, y tarja aquella memoria de lo que significaba.

Decían que Acoran era Dios solo, eterno omnipotente, y le adoraban en idea juraban por Magec que es el sol; decían ser solo un demonio, que el solo padecía tormentos, y fuego eterno en las entrañas de la tierra, llamado Gaviot, a el alma tenían por inmortal hija de Magec, que padece afanes, congojas, angustias, sed, y hambre, y llévanles de comer a las sepulturas los maridos a las mujeres, y ellas a ellos a las fantasmas llaman Magios o hijos de Magec; llaman Tibicenes a las apariencias del demonio, que muchas, y frecuentes veces de día, y de noche en forma de perros lanudos.
Adorabanle en muchos sitios sagrados, y venerados así montes cuevas, bosques casas riscos, y juraban por ellos muy solemnemente, el mayor adoratorio donde hacían ritos era Almogaren de Jumiaga, que era una casa de piedra sobre un alto risco en Tirajana llamados Riscos Blancos, aun allí hay  tres braseros de cantos grandes donde quemaban de todos frutos menos carne, y por el humo si iba derecho o ladeado hacían su aguero puestos sobre un paredón a modo de altar de grandes piedras, y enlosado lo alto del monte, y a quedado una como capilla, y sacarrones dentro todo de una gran cerca de piedras muy grandes, y es el risco el mas descollado de todos aquellos sitios estas casas o sitios de adoración las regaban con leche de cabras, que todo el año reservaban un ganado para esto señalado, había hombres que vivían en clausura, a modo de religión, vestían de pieles largos el ropón hasta el suelo, barruntaban lo porvenir y eran faycanes observaban algunas moralidades, y en corridos sabían de memoria las historias de sus antepasados, que entre ellos se quedaban contaban consejas de los montes claros de Atlante en África en metáforas de palomas águilas: estos eran maestros, que iban a enseñar muchachos a los lugares había nobles para nobles y villanos para enseñar lo que conviniese a los villanos; y si había niños hábiles los enviaban a Umiaga como la mayor universidad si no es que fuesen de fuerza y animo para la guerra porque esta era su primer instituto.
Otro adoratorio hay en término de Gáldar, que dura el nombre, que es el Risco de Tirma lleno de caseríos, y grandes cuevas a este iban las Maguadas en romería llevando vasos de leche para regar, y ramos en las manos, y de allí bajaban a el mar que esta cerca, y daban con ellos golpes en el agua pidiendo a Acoran socorro en sus necesidades, y ellos tenían fe en ser remediados: mas de dos leguas al rededor tenia este risco de sagrado para delincuentes así para ellos como para sus ganados, y así era muy habitado este sitio.  Tomado de Eltambor.es

Las santiguadoras en Canarias




Ni la Inquisición ni las numerosas barreras impuestas a los naturales de las islas, pudieron borrar muchas prácticas curativas, cuyas raíces son una mezcla de creencias nativas y sincretismo católico.

La medicina de los curanderos y santiguadoras en Canarias estaba relacionada con los recursos y medios que encontraba a su alrededor y con esa mirada a reojo a través de signos y rezos.
La necesidad para curar sus enfermedades, sincretizándola para evitar a las autoridades religiosas,  junto a la poca confianza que les daban los conquistadores y sobre todo ante la aparición de nuevas epidemias y plagas, que año tras año dejaban los visitantes y transeúntes, dan como resultado la aparición de estas prácticas tal y como las conocemos hoy en día.
La mezcla de culturas hace que el curandero y santiguadoras en Canarias,  se le vea como una especie de nigromantes, al que se le relaciona con las antiguas creencias isleñas que dejaron su huella en la toponimia de nuestra isla, como son los bailaderos de las brujas.
 En especial las autoridades eclesiásticas hicieron especial hincapié en las mujeres, inculcando la creencia de que las antiguas nativas se dedicaban a hacer aquelarres bailando en torno a una hoguera, para posteriormente bañarse desnudas en el mar. Y son estas la que más protagonismo tiene en paliar los padecimientos de una población que no termina de asimilar las nuevas creencias impuestas, pero utilizan los elementos de catolicismo para evitar la inquisición, de ahí nace la santiguadora, aquella que cura con el poder de la palabra a diferencia de los curanderos, desempeñado este magisterio normalmente por hombres, que utilizan más, los conocimientos de plantas para tratar sus pacientes.
Las hechiceras, fueron otra parte importante en las creencias de nuestras islas, y que suele confundirse con las santiguadoras, salvo que en este caso, las hechiceras facilitaban por medios mágicos la satisfacción de los deseos que la población tiene en materia de amores y de adivinación del futuro del individuo en general.
La frecuencia de las visitas a nuestros campos de la Inquisición o de los delegados episcopales en los primeros años de la conquista, encuentra sin duda una razón en la gran preocupación que se tiene por las actividades y prácticas de la población nativa en general y mujeres en especial, por lo poco asimilada y siempre proclive a renegar de las nuevas creencias.
No debemos olvidar la importancia de la mujer en la transmisión de la cultura popular. La mujer era una especialista del cuerpo humano, al que alimentaba y curaba. Esto suponía observar y conocer las funciones del organismo, las propiedades de las plantas, el fenómeno de su cocción. De su experiencia obtenía una cierta influencia social, un cierto reconocimiento. Por eso la persecución de las brujas, casi siempre mujeres, tiene mucho que ver con el intento de destruir la cultura popular, que mantenía vivos elementos paganos.
Las santiguadoras tienen un poder especial para curar, y los vecinos de nuestros pueblos acuden a ellos impulsados por ese sentido que hace caminar guiados por el corazón, cuando los cuerpos se ven atacados por el mal de ojo, susto, sol en la cabeza y otras dolencias y males o simplemente cuando no encuentran solución en la medicina científica.
La enfermedad que tratan las santiguadoras se considera en este ambiente mágico, no sólo como un dolor físico de nuestro cuerpo, sino también de nuestra mente, de ahí los rezos y oraciones que estas realizan a los pacientes.
Los santiguados son los hilos conductores que le transmiten el grado de enfermedad de sus pacientes. Las creencias religiosas, tanto de la santiguadora como del paciente, juegan un papel importante en el proceso.
Nuestros campesinos canarios  además de creer firmemente en brujas, espíritus y presagios, les tienen un miedo especial a los efectos del mal de ojo en plantas, animales etc., y en especial aquel que recae en nuestros niños. Sin embargo, no juzgan siempre este hechizo como un acto de maldad, sino que también creen que un exceso de cariño o admiración de las persona que lo produce, pueden provocar el mismo efecto perjudicial, que suele consistir en que se seca o muere todo aquello en lo que recae tal energía.
Las practicas de las santiguadoras siguen vigentes en nuestros campos, incluso en la ciudad, donde se recurre a ellas para sanar a nuestros hijos del temido “maldiojo” ya sea de manera física, llevando al infante o a distancia, para lo que se facilita tan solo el nombre del afectado.
Entre la muchas variedades de rezados que existen en toda Canarias para las distintas afecciones, hay algunas que podríamos denominar de uso mas común y son la base de las curaciones que realizan las santiguadoras.
Veamos algunas de ellas.
ORACION PARA QUE NO ENTRE EL MAL A LA PERSONA
   San Lorenzo subió al cielo,
   corto un plato y se rindió.
   Se puso malo, hizo la cama y se acostó.
   La Virgen Guadalupe, le rezó.
   Se puso bueno y se curó,
   al tercer día subió al cielo y está sentado.
   Así mismo te rezo yo.
MAL AIRE
Yo te santiguo en el nombre del padre (+)
del hijo (+) y del espíritu santo (+), amen.
Si tienes aire y te entro por la cabeza, que te lo quite Santa Teresa.
Si te entro por la frente, San Vicente.
Por los ojos, Santa Lucia,
y por la nariz, San Luis.
ORACIÓN PARA CURAR EL MAL DE AIRE Y EL MAL DE OJO.
Precinarse antes de comenzar el rezado.
Comienza el rezado haciendo una cruz a la persona que va a ser rezada y se va diciendo “en cruz padeció y en cruz murió y en cruz Cristo te santiguo yo”.
Señor mío Jesucristo, por el mundo anduviste,
En treinta y tres años al cielo subiste,
Muchos milagros hiciste,
Mucho a los pobres sanaste,
A María Magdalena le perdonaste,
Al santo árbol de la Cruz,
Santa Ana parió a María,
Santa Isabel a San Juan.
Le fueron a bautizar en el rio de Jordán,
Le pregunta Juan al señor,
¿Señor quien esta mas bien bautizado?
Yo señor que estoy bautizados de tus benditas manos.
Así como estas palabras son ciertas y verdaderas,
Haga por bien de quitar fuego, aire, mal aire, mal de ojo,
Que tenga en su cabeza, en su estomago, en su garganta,
En sus ojos, en su espalda, en sus coyunturas.
Haga por bien de quitar y votar al fondo del mar,
De donde a mí, ni a otra criatura le haga mal.
Y si esto no le basta, que le baste la gracia de Dios,
Que es grande Amen, Jesús.
ESTA ORACIÓN SE REZA TRES VECES.
Después se reza un credo cuando se termina el credo se dice:
Con este credo que tengo rezado y estas palabras que tengo dichas,
Se las ofrezco al señor sacramentado a la Virgen de Belén,
A la Virgen de la Caridad, que haga la caridad,
De quitar del cuerpo de (aquí se dice el nombre de la persona),
Todo mal que tenga y votar al fondo del mar,
Y que a mí, ni a otra criatura le haga mal,
Y si esto no le basta que le baste la gracia de Dios,
Que es grande Amen, Jesús.
AL FINAL SE PRECINA.
Por lo demás, en estos tiempos no faltan los amañados y charlatanes venidos de tierras lejanas, que ofician de médicos del alma, con el ánimo de hacerse ricos a costa de la necesidad de la gente; nada que ver con el magisterio de nuestras estimadas y queridas santiguadoras, verdaderas guardianas de creencias ancestrales y que reciben, por lo general como pago, los alimentos que nuestras gentes cultivan en sus campos.
http://cronicasdelguirre.blogspot.com.es

 

Internacional-: El Caso Rotondas: Decenas de “artistas hispanos” bajo sospecha. Ni Ética ni Estética





Me enteraba hoy de que existe allá en españistán un Ranking de las Rotondas más feas y horteras, y curiosamente, los primeros puestos están encabezados por obras de supuestos artistas que, al parecer de forma “poco clara y ortodoxa”, consiguieron que alguien pagara fabulosas cantidades de Dinero Público, a cambio de colocar en dichas rotondas viales sus mamotretos. Mamotretos que, el escrutinio e inapelable opinión popular califica de feas y horteras; Y aunque los autores puedan poner el berrido en el cielo y lo han puesto, denominando de ignorantes para arriba a quienes así opinan, les cabree más o menos, el caso es que si a la gente no le gustan esas pintorescas y personalísimas muestras de lo que ellos entienden por “Arte!, pues son feas y horteras y punto. El Pueblo que es Sabio y Soberano ha hablado y dado su veredicto, que además y sin ser de aquellos sitios, las que he visto, ¡Coño!, es que son adefesios con pretensiones y no pasan de ahí.

 Pero es que además, las compras, contratos, proyectos y adjudicaciones y ejecuciones de obras, está totalmente enmarañado y con montones de irregularidades administrativas y de todo tipo, hasta el punto que la Fiscalía Anticorrupción ha abierto Diligencias y englobado los casos de los que se tiene noticia en un solo Procedimiento; “El Caso Rotondas”. Naturalmente por asociación de ideas, recordé las excusas de supuestos artistas en Erbania y Awara, donde hay cuantiosas partidas presupuestarias y beneficios de por medio, como en los casos que mencionaba antes ocurridos en espana. No es para menos.
Que uno vea como se fabrican Informes Técnicos Oficiales “and hoc” para respaldar cualquier descabellada idea de cualquier lunático, como se despilfarra alegremente el Dinero Público en mamarrachadas, Mega Proyectos bastante onerosos que acaban siendo inservibles o infrautilizados, innecesarias construcciones y destrucciones solo para estimular la megalomanía de inútiles incapaces que jamás pasarán a la posteridad como buenos administradores públicos, o la de fracasados bohemios de brochazos, piqueta o soldador, que solo a la sombra del poder pueden cobrar algo de fama, no como artistas, sino por las habladurías y escándalos en que se ven envueltos junto a los primeros.
¿Saben Uds. porqué cualquier Funcionario Público tiene el Puesto de trabajo asegurado y cobra un poco más que la media? Para que pueda cumplir fielmente con el trabajo que desempeña sin verse en la necesidad de no hacerlo por no tener asegurada la subsistencia dignamente, al menos en teoría. Pues bien, los Técnicos Municipales y del tipo que fueran, que Dictaminaron que ensuciar de pintura un Barranco de Awara no era nocivo o pernicioso para el Medio Natural, algún día tendrán que responder a la sospecha o acusación de Prevaricación, que es un Delito, cuando un Funcionario Público toma una decisión manifiestamente equivocada a sabiendas, tanto más grave cuanto más alto el Escalafón y o la Especialización Técnica.
Digo yo, en un arrebato repentino de “sentido común”, que fijar en las piedras de un barranco algún pigmento, este debe ser lo suficientemente fuerte para aguantar no solo las inclemencias meteorológicas sino la humedad y los repentinos cambios de temperatura del barranco. Un barranco en Medianías o Cumbre o en cualquier sitio medianamente húmedo no es la reja de la ventana o la verja del patio; Quiero decir que aún situados en la misma zona, el barranco tiene su propio microclima, y si tiene abundante masa arbórea se incrementa tanto la humedad como las variaciones térmicas. Por lo tanto no vale cualquier pintura, puesto que la rebaja en la calidad del pigmento se traduce en un mayor mantenimiento por la decoloración y el desprendimiento de la capa de pintura. Y una mayor calidad de la pintura no solo encarece el proyecto, sino que lleva aparejado el uso de sustancias químicamente agresivas contra el Medio Natural, entre ellas el Plomo, completamente venenoso para la Vida; Actualmente se da la paradoja de que hay una legislación restrictiva sobre el plomo, pero uno ve de vez en cuando al destapar un bote de pintura que supuestamente cumple la norma y tienes que echarle dos o tres veces más disolvente de lo normal a aquella masa informe casi sólida. Hay quien dice en el ramo de los pintores, que toda aquella enorme cantidad de pintura del “bloque del este” se está comercializando por bajini.
El caso es que, no van a llenar de pintura de interiores un barranco, sino con pinturas para hierro, mucho más cara y más agresiva para el Medio Natural; Eso lo sabe cualquiera, y si lo sabe cualquiera lo tienen que saber esos técnicos elaboradores de informes “and hoc”, a determinados niveles no cabe creíbles ciertas excusas, que una cosa es ser un/ a marujo/ a trincador/ a y otra haber obtenido determinados títulos académicos. Tarde o temprano, aunque sea a título póstumo, pasarán a nuestra Historia como lo que realmente son todos ellos.
Igual pagan antes de todo eso... Si se profundiza la crisis del régimen podrido del 78, como amenaza destapar el caso de los Pujol, en el sentido de poner al descubierto la concomitancia entre el bipartidismo y su muleta catalana, de unos Servicios de Inteligencia y de las Fuerzas de Seguridad del Estado que tenían que saber o al menos sospechar todo lo que estaba sucediendo y que se está destapando ahora; Y que se saque ahora, no le quita gravedad al asunto. Esto viene a cuento porque, conociendo “nuestro percal” ¿Se imaginan Uds. lo que podría aparecer de repente si se empieza a caer a pedazos el régimen en Canarias...?
Desde la Vieja Fortaleza, Rukaden Ait Anaga.
29 Octubre 2015


Crónicas desde Echeyde: “Casper ataca de nuevo”



: De nuevo contra los que no piensan como él o no hacen lo que él dice que debe hacerse, es decir, contra todo el mundo.
 Para ser Solidarios con cualquiera, no es necesario nada más que dar la ayuda que se pueda a quien le haga falta; Yo no soy cristiano, pero recuerdo algo, por motivos que no vienen a cuento, de lo que dicen que dijo Jesús, a la hora de socorrer a los demás, diciendo que “tu mano derecha no sepa que hace la izquierda”, en el sentido de que lo que hayas de hacer, hazlo en secreto y sin algarabías, anunciándole a todo el mundo lo que acabas de hacer. Eso en el caso de que, lo que hagas por los demás, sea lo que sea, lo haces de corazón, desinteresadamente y con el solo ánimo de ayudar a quien pasa por horas y momentos más amargos que tú. Salirse de este guión, es confesar que tus acciones y las intenciones y actitudes que las animan son bastardas, falsas, excusas con el fin de obtener algún beneficio, algo...

 Uno de los dos únicos “luchadores de la causa independentista en Canarias”, se ha solidarizado en apariencia con los compañeros que se han declarado en Huelga de Hambre en Canaria y como es lógico, se carga contra el sistema político- económico que propicia que honrados trabajadores, estén en situación tan desesperada, que tengan que recurrir a ese brutal recurso en el que corren el peligro de salir mal parada su salud. Lo que no es de recibo, es que se dedique el espacio indispensable para señalar la aparente solidaridad con estos compañeros, para explayarse prolijamente a continuación, en atacar al resto de gente que “se auto etiqueta de independentista”, y que no piensa como él o no hace lo que él dice o entiende que debe hacerse.
Se puede dudar de la intencionalidad de este ataque innecesario, inmoderado y sin motivo justificado, que el Movimiento Independentista en su conjunto ha sufrido por parte de este sujeto, puesto que hasta el más ignorante bichito de esta Tierra sabe que, “dada nuestra influencia política en esta tierra”, aunque actuáramos todas/ os a las ordenes de este enfermo mental, no íbamos a cambiar, actualmente, en lo más mínimo ni la situación de estos compañeros ni las causas que les motivaron a tomar esta revolucionaria medida, que supongo respaldada, planeada y pensada muy detenidamente, pues es asunto muy serio y complicado, pues es fácil perder la salud y complicado recuperarla. Por eso, porque ahora no podríamos aunque queremos, el ataque resulta gratuito, sin motivo, inmoderado porque nos sitúa en el mismo bando que “al sistema causante de todo”, e innecesario porque llevándolo a cabo no va a conseguir que seamos capaces de hacer algo que revierta la situación de estos conmatriotas. Por lo tanto, la calculada virulencia del ataque, tiene en realidad la intención de cargar contra el Movimiento Independentista que no piensa como él o no hace lo que él dice o entiende que debe hacerse, y usa la huelga de hambre de estos compañeros como excusa para buscar culpables y castigarlos con sus insultos, manipulaciones y mentiras. Vergonzoso y vomitivo; Digno de un lacayo que busca desesperadamente un echadero o de un enfermo mental que busca desesperadamente venganza por supuestos agravios que no existen más que en su  mente atormentada y cortocircuitada. Precisamente, si elementos como este Casper no se hubieran encargado de dinamitar desde dentro el Movimiento, quizá hoy pudiera dar alguna clase de cobertura a estos compatriotas de Canaria. Debería pensarlo en algún momento de lucidez.
Eso en el caso de que en verdad sea lo que dicen cada vez menos defensores, de que es un intelectual pasional que a veces pierde los papeles “y tal...”, pero según Galeano, en una de las decenas de entrevistas que le hicieron al surgir el 15-M, decía que un intelectual es aquel que analiza fríamente los datos, sin pasión, sin emoción alguna y se limita exclusiva y escrupulosamente a los datos objetivos; Luego entonces aquí hay algo que no cuadra. Veamos, como dije antes si todos el Movimiento Independentista estuviera bajo las ordenes directas de este señor, ¿Tendríamos algún tipo de influencia para solucionar la situación personal de estos conmatriotas o la de los cientos de miles que están en igual situación? ¿Podríamos cambiar alguna de las causas que motivan esta situación de miseria absoluta de nuestro Pueblo? Cualquier intelectual y cualquier miembro del Movimiento Independentista, reconocerá que NO. Luego la vehemencia con que se insulta, descalifica y calumnia no tiene la intención de zaherir y aguijonear a un Movimiento vago, mal intencionado o incapaz, sino el de dañarlo, desmoralizarlo y contrarrestar las iniciativas que desarrollen otros, o al menos es lo único que consigue con su actitud beligerante siempre hacia dentro.
El Movimiento es una Comunidad de gentes en torno a un Objetivo Común a todas/ os ellas/ os, con sus complejidades y sensibilidades, y no tiene justificación, desde ningún punto de vista, querer destruir algo que ni se entiende ni se controla; Lo que no es razonable ni perdonable es que se pretenda que todos los integrantes de un mismo conjunto acepten como “Dogma maestro” lo que cualquiera de los miembros de ese conjunto considere oportuno. Gente que no entiende que por muy convencido que estén de “su razón, es preciso convencer a los demás”, que no caben las imposiciones. Y cuando no se acepta “por aclamación su dictado”, se dan a todos los guayotas e intentan romper todo lo que no es su coto personal de visionario, de gurú político que, en último extremo, solo causan problemas y no aportan soluciones, sino peleas, divisiones, desmoralización, desmotivación entre las filas de quienes trabajan en serio porque son serios, como los organizadores del reciente Aniversario de nuestra Bandera Nacional, como los que ayer participaron en la Sala San Borondón del Centro de la Cultura Popular Canaria en la presentación de la Iniciativa de Abstención Activa contra el colonialismo, u otras que se realizan e intentan realizar a diario en todo el Territorio de Nacional. No, si lo que hacen solo beneficia al enemigo, es que trabajan para el enemigo, por tanto debemos considerarlos personas “non gratas” y condenarlas al ostracismo hasta que reconsideren su actitud o se vayan con sus amos, y solo desear que donde quiera que terminen aterrizando, realicen mejor su labor de zapa y voladura. Aquí ya no hacen nada, han sido descubiertas sus “maniobras orquestales en la noche...”



¿Es guanche la palabra guanche?






Maximiano Trapero, sostiene que el vocablo guanche no se refiere en exclusiva a los antiguos pobladores de las isla de Tenerife, y que no se trata de una voz que tenga su origen en los antiguos isleños y que en realidad procede del francés.

 Según Maximiliano Trapero, este antiguo gentilicio de tenerife, es un tópico que, de tanto repetirse se han convertido en dogma asumida, por los investigadores de la "lengua guanche" y los "divulgadores de las antigüedades canarias", dando por bueno su excluyente significado. Trapero realizó dos estudios. El primero titulado ¿Es guanche la palabra guanche? Revisión histórica, filológica y antropológica de un tópico; y el segundo llamado "Nuevos datos y argumentos sobre el origen francés de la palabra guanche". Este filologo que estudia La lengua de los primeros habitantes de las Islas Canarias, basándose en una investigación: histórica, antropológica y filológica, afirma que fueron los franceses que arribaron a la isla de Lanzarote con la  expedición de bethencourt y admirados por las cualidades física, la extraordinaria habilidad y destreza que tenían para lanzar y esquivar objetos lanzados" los antiguos pobladores de la isla fueron llamados guanchir..

Jean de Béthencourt, cuando llegó a la isla de Lanzarote en el año 1402, emplea la palabra "guenchir y guenche, para referirse a las admirables cualidades de los naturales.
Lo más curioso es que los primeros guanches que reciben este apelativo son los antiguos pobladores de Lanzarote, y explica Maximiano Trapero, que el el nombre de guanches se les fue dando a los antiguos isleños de las islas, al ritmo que avanzaba la conquista, a los de Lanzarote en primer lugar y a los de Tenerife en el último por ser la última en ser conquistada, (1496) también reconoce que en las crónicas de principios del siglo XVI y como única fuente donde la palabra guanche, si no con exclusividad, siempre se le aplicó a los antiguos pobladores de Tenerife. (Maria Gomez Diaz) Octubre de 2015.